Menu Devilnovels
@devilnovels

Devilnovels

SOTR Capítulo 13 – Yo, Jiang Chen, llevo aún más rencor de lo que tienes

SOTR Capítulo 13 – Yo, Jiang Chen, llevo aún más rencor de lo que tienes

Long Juxue no intentó ocultar su orgullo y superioridad al ser la hija amada del primer duque. Su tono era indiferente, pero daba a otros un sentimiento de indiscutible confianza.

“De los 108 ducados en el Reino del Este, no hay nada que nadie pueda robarme si yo, Long Juxue, lo quiero”.

Jiang Chen se sobresaltó al sonreír: “-¿Eso es absoluto? ¿Sin excepción?”

“Las excepciones son imposibles.” Long Juxue respondió fríamente, “por lo menos, nunca he encontrado una excepción.”

“Está bien …” Jiang Chen sonrió débilmente. “-Entonces te felicito, has encontrado a una hoy.”






Uno tenía que decir, el sentido de superioridad de esta mujer es demasiado fuerte. Ella mantuvo una actitud altanera y altiva incluso cuando ella estaba pidiendo un favor. Como
si estuviera concediendo un gran favor hablando con Jiang Chen, como un
cisne blanco como la nieve que bendecía a un humilde sapo.

Pero esta clase de actitud era más que risible en los ojos de Jiang Chen.

¿La hija del primer duque en el Reino del Este? ¿Y qué? Incluso
si fuera el primer duque mismo, tal persona ni siquiera sería
calificada para llevar los zapatos de Jiang Chen en la vida pasada de
Jiang Chen.

Long Juxue perdió la cara ante un
hombre por primera vez en su vida mientras que ella observó la figura
resuelta de Jiang Chen con el tercer maestro del salón.







“Jiang Chen, te recordaré. Si
te dejo pasar con éxito las Pruebas del Dragón Oculto al final del año,
entonces cambiaré mi apellido para que sea el mismo que el tuyo! “

“Yo, Bai Zhanyun, también lo recordaré. Puede que hayas ganado hoy, pero te mostraré el precio de insultarme durante las Pruebas del Dragón Oculto. ¡Esto no es algo que un mero ducado de Jiang Han pueda soportar! “

“-Y yo, el ducado del Pájaro Bermellón, y el ducado Yanmen.”

Estos tipos habían querido proclamar su interés y devoción, pero sus planes habían sido frustrados. Corazones ardiendo de ira, ¿cómo no podían aprovechar la oportunidad de derrotar a un blanco fácil?






Naturalmente, Jiang Chen no prestaba atención a este tipo de amenazas. Más bien, pensó que era muy chistoso que estos individuos se identificaran voluntariamente.

Tropezar entre sí para identificarse eh. Pues bien, esto me ahorra la molestia de encontrarlos uno por uno en el futuro. ¿El tigre blanco, pájaro bermellón, Yanmen? ¿Les gusta guardar rencor? No pasará mucho tiempo antes de aprender que yo, Jiang Chen, llevo aún más rencor que ustedes!

Si era cualquier día normal, el tercer maestro de salón nunca se involucraría en las diversas contiendas ducales. Pero esta vez, no tenía otra opción, tenía que apoyar a Jiang Chen de todo corazón.

Cuando Jiang Zheng vino a buscarlo, sabía que ésta era su única opción, y la única opción del Salón.






De
lo contrario, hacer Jiang Chen infeliz significaba perder la píldora de
Karma Celestial, y significaba perder un enorme negocio.

Unos cuantos herederos ducales no valían tanto como un negocio.

Por no mencionar, estos herederos no tenían razón para ventilar su mal humor en el Salón de la Curación. Sólo elegirían dirigir su atención hacia el aparentemente más débil Jiang Chen.

En cuanto a cómo Jiang Chen se encargaría de la situación, al tercer maestro no le importaba. Lo que más le preocupaba era manejar adecuadamente el asunto en cuestión.

Las negociaciones habían ido muy bien, y el contrato había sido redactado ayer. Jiang Chen había hecho algunas sugerencias con respecto a algunos detalles menores, y permitió que Jiang Zheng lo firmara.






Él era un heredero de un ducado, y naturalmente no aparecería para un tema tan pequeño.

Por supuesto, Jiang Chen no confió plenamente en el Salón de la Curación. Todavía controlaba dos partes vitales; No había manera de que él sin reservas compartiera la receta entera y el método de refinado.

Tenía
que estar en guardia contra la posibilidad de que el Salón de la
Curación tuviera segundas intenciones una vez que recibieran la receta completa y el
método de refinado.

El contrato fue firmado felizmente. Debido
a que Jiang Chen todavía tenía el control sobre las áreas clave, el
contrato estipulaba que Jiang Chen visitaría la sala una vez en meses
impares y dos veces en meses pares.

En el mundo de los médicos, las píldoras medicinales eran muy valiosas. Una píldora curativa ordinaria se vendia por uno o dos mil de plata. Píldora de un poco más alto nivel pasa de tres a cinco mil de plata.






Y la píldora del Karma Celestial se vendería por alrededor de ocho a diez mil de plata debido a su potencia y efectos. Sería posicionado como un artículo de lujo y sin duda tendría un gran mercado.

Por lo tanto, aunque sólo un centenar de píldoras se refinaran en un mes, todavía sería un ingreso avaluado de millones de dólares. Era un mercado que valía decenas de millones en un año.

Esta fue también la estimación más baja y más conservadora.

¿Y
cuando entraran en los mercados de los dieciséis reinos vecinos, y
ampliaran su producción, refinando miles o incluso decenas de miles al
mes? Con el poder adquisitivo de los dieciséis
vecinos, aunque el Salón produjera decenas de miles de píldoras al mes,
la demanda superaría ampliamente la oferta.

Era fácil imaginar la vastedad de este mercado con unos simples cálculos.






Por lo tanto, era fácil entender por qué el tercer maestro estaba tan ansioso por complacer.

Cuando
el contrato había sido firmado, el tercer maestro del salón planteó
la sugerencia de cenar en la grulla de otoño, pero fue declinada cortésmente por Jiang Chen. Mantener un perfil bajo fue el nombre del juego en su asociación con el Salón de la Curación. No quería que llegara a ser de un conocimiento común dentro de la ciudad.

Además, sólo estaba en una asociación de negocios con el Salón de la Curación; No eran lo suficientemente amable hasta el punto de compartir una bebida.

El
tercer maestro del salón envió cortésmente a Jiang Chen en su
camino con otros dos ancianos que lo acompañaban, incluido aquel anciano
azul.

La élder azul aún alimentaba algunos prejuicios contra Jiang Chen, y sus expresiones faciales eran rígidas.






Jiang
Chen era muy consciente de esto, y sentía que la magnanimidad y la
gracia de esta mujer eran tan estrechas como el estómago de una rata o
los intestinos del pollo. Mejor no arruinar mis planes en
el futuro, todavía necesito irritar a otros con palabras sarcásticas
cuando la situación lo pida.

Pensó durante un rato y
sonrió de repente: “-Tercer maestro, si no tuviéramos esta cooperación
en el lugar, lo más probable es que no me hubieras vendido la hierba del sol del hueso de dragón, ¿verdad?”

“Haha, ¿cómo puedes decir eso. El
Salón todavía se apega a nuestras reglas al hacer negocios.” El tercer
maestro del salón dio una carcajada, pero ni siquiera él mismo creyó sus
palabras.

Las reglas eran una cosa muerta, pero la gente vivía. Si no fuera por este negocio, entonces la hierba del sol del hueso de dragón habría ido a cualquiera excepto a Jiang Chen.






Jiang Chen también se echó a reír y no hizo agujeros en la farsa del tercer maestro. Él dijo: “No importa la razón, sólo puedo decir que el tercer maestro de salón tomó una sabia decisión”.

“-¿Qué te hace decir eso? “-El interés del tercer maestro fue picado.

“Sencillo. Porque la obtención de la hierba del sol del hueso de dragón era una misión nombrada por el rey mismo. Si no me lo hubieras vendido, entonces los pleitos que el Salón de la Curación habría enfrentado hubieran sido muchos. Hahaha, he hablado demasiado, demasiado. “

Jiang
Chen se echó a reír de nuevo, montó rápidamente su caballo y soltó una
larga risa: “-No necesitas seguir mintiendo, tercer maestro.”

El
tercer maestro de salón se quedó atónito y pensaba profundamente mientras veía a Jiang Chen galopar en la distancia.







“-¿El propio rey?” El tercer maestro murmuró mientras pensaba en el medallón de dragón grabado de ayer. Sutilmente sintió que, tal vez este Jiang Chen no había hablado una falsedad.

“Este mocoso puede hacer un buen alarde sobre el rey mismo? ¿No fue sólo golpeado por Su Majestad? “El élder azul hizo una mueca y murmuró desdeñosamente.

El tercer maestro le lanzó una mirada severa: “-¿Qué sabes? ¡Casi estropeaste el trato hoy! ¡Tome esto de corazón, sea más inteligente sobre cómo usted conduce el negocio en el futuro! ¿Crees que su medallón de dragón grabado es uno falso? ¿Crees que el viento sopló en la receta de la píldora Karma celestial?”

La élder azul no tenía nada que decir. Es cierto que hay algo extrańo en este mocoso.




El tercer maestro de salón seguía acosado por lo que podría haber sido, y emitió una advertencia. “No importa la situación, todos ustedes recuerdan esto! ¡Sean humildes delante de Jiang Chen! ¡No es un personaje sencillo!”

————————

En el interior del palacio.

Lu oriental dejó lentamente el libro en su mano y probó ligeramente el té de la taza sobre la mesa.

“Tiandu, ¿qué noticias hay de la casa de Jiang Han?”

“-Su Majestad, el duque de Jiang Han ha estado tranquilo, sin hacer ningún movimiento.”

“-¿Y el chico?”






“¿El niño? Parece que se quedó en casa todo el día de ayer, y fue a la Sala de Curación esta mañana. Se metió en un conflicto con una multitud de herederos … “

El guardia de confianza llamado Tiandu dio una visión completa de la situación, sin perder un solo detalle.

“¿Oh? Este chico fue duramente golpeado y no sólo no murió, sino que podría dar un paseo por las calles hoy en día? ¿Cuándo mis guardias se volvieron incapaces de llevar a cabo una buena paliza?” Lu oriental sonrió, pero en realidad no lo parecía. “-Pero, ¿usted dice que el Salón de la Curación apoyó a Jiang Chen e ignoró a esos hijos de eminentes ducados?”

“Tu siervo también  pensó que era extraño, pero esta es la verdad. Además, el Salón de la Curación lo mantuvo como invitado y lo entretuvo durante bastante tiempo. Parece que este chico no es tan inútil como dicen los rumores.”






Lu oriental pensó profundamente y asintió con la cabeza, “Espero que sí. Sólo podemos fijar nuestras esperanzas de la enfermedad de Zhiruo en el. Espero que este chico no se  presté para ningún truco.”

“No parece ser así. Si está engañandonos, ¿cómo se atrevería a dejarse ver al público de esta manera? Engañar al monarca no es un crimen que el ducado de Jiang Han pueda permitirse cometer “.

“Tiandu, recuerda esto. Protege a este chico, pase lo que pase. Completamente lleva a cabo los planes que el tenga. Si
alguien es tan ciego como para causar problemas, castigar primero y
hacer preguntas más tarde, no importa su identidad. “Lu Oriental ordenó.

Era bastante obvio que Lu oriental no deseaba repetir los acontecimientos de esta mañana. Él dedujo que el hierba del sol de hueso de dragón tenía algo que ver con la enfermedad de su hija!






¡Si tiene algo que ver con la enfermedad de mi hija, entonces incluso el heredero de Long Teng debe apartarse de mi lado!

—————-

Jiang Chen no regresó inmediatamente a su casa al salir del Salón. Tenía que hacer más recados. Había una gran cantidad de preparativos para hacer antes de entrar en el palacio en tres días.

No había caminado mucho antes de que su agudo instinto le permitiera descubrir a alguien que lo seguía subrepticiamente. No podía molestarse en revelar su existencia.

“Huh. Alguien que es ciego. Ven  hacia mi si eres realmente lo suficientemente fuerte como para robar
incluso a Lu oriental! “A Jiang Chen no le importaba lo más mínimo si
causaba un choque entre el monarca y el sujeto.

Otros habían sido tratados con un gran espectáculo en los Ritos de la Adoración Celestial. Si
alguien estuviera tan ciego como para salirse de la fila y crear
problemas, no le importaría si se desarrollara una buena lucha entre el
monarca y este sujeto.







El podría inteligentemente, sutilmente, seguir el juego .

Lo que lamentaba Jiang Chen era que la seguridad pública estuviera bastante bien dentro de la capital. Al menos algo así como el robo a plena luz del día no ocurria.

“-¡Qué montón de gente sin carácter! La hierba del sol de huesos de dragón está aquí ahora mismo, salga y trate de agarrarlo. Definitivamente, no arriesgaría mi vida por Lu oriental. Me encantaría entregarlo si tratas de agarrarlo, y luego felizmente te entrego cuando Lu oriental me pregunte sobre eso.”


Jiang Chen anticipaba con alegría que algo así suceda mientras camina, pero tristemente, los que lo seguían nunca lo robaron. Esto lo dejó un poco deprimido.

“¡Qué montón de ladrones cobardes!” Jiang Chen sacudió la cabeza y no pensó más en este pequeño interludio. Espoleó a su caballo hacia el Salón Turquesa, tenía más recados que hacer.

Guardar Capitulo
Close
Capitulo Anterior
Capitulo Siguiente
Si les gusta el contenido y quieren hacer su aporte desde cualquier monto pueden hacerlo por medio de nuestro paypal o https://esponsor.com/devildestinado
Considera desactivar adblock en el sitio, con eso nos ayudas a poder mantenerlo.
error: Content is protected !!
Scroll al inicio